• La Comunidad apostó por un sector de futuro en una fase temprana de desarrollo, consolidándose ahora como un gran referente
13
Jul
2021
Vehículo aéreo no tripulado

Galicia se ha situado como una región a la vanguardia del desarrollo tecnológico de drones civiles en Europa. Una apuesta del gobierno gallego que se ha desarrollado de la mano de Indra, compañía que hace cinco años comenzó sus actividades en este campo en nuestra tierra. 

En aquel 2016, la Xunta confió en la tecnológica española para impulsar un sector totalmente nuevo. Durante este tiempo, Galicia se ha convertido en un referente internacional de innovación y se dispone a liderar un mercado en expansión. La estrategia por la que apostó la Xunta fue clara y ambiciosa, promoviendo sectores de futuro en una fase temprana de desarrollo donde pudiera consolidarse como un gran referente.

Uno de estos sectores era el de los drones, campo en el que impulsó la iniciativa Civil UAVs Initiative con el objetivo de desarrollar aplicaciones innovadoras basadas en el uso de aeronaves remotamente tripuladas que mejorasen la vida de los ciudadanosIndra se impuso a algunas de las empresas más importantes del mundo en el concurso internacional lanzado por el Gobierno gallego.

Sistema Targus

La propuesta de Indra se basa en el desarrollo íntegro en la región del que consideran el "mayor y más avanzado" dron civil tripulado en EspañaSe trata de un avión opcionalmente tripulado (OPV) de más de 1,2 toneladas de peso y 11 metros de envergadura que puede volar con o sin piloto a bordo y que está equipado con los sensores y sistemas más sofisticados para prestar apoyo desde el aire a la lucha contra los incendios forestales, protección del medio marino, tareas búsqueda y rescate en el mar y el control del uso del suelo.

El Targus es un sistema pionero que está abriendo camino a toda la industria de los drones hasta el punto que las autoridades aeronáuticas europeas para la seguridad aérea han definido junto a Indra una hoja de ruta a seguir para convertir a esta aeronave en uno de los primeros drones de largo alcance de Europa completamente certificado para volar en el espacio aéreo civil.

Un desarrollo que sitúa a Galicia a la vanguardia del sector debido a un trabajo que se ha llevado a cabo desde el Centro de Investigación Aeroportada de Rozas (CIAR), en Castro de Rei (Lugo), con un equipo de ingenieros gallegos en su mayor parte.

Indra se instaló compartiendo primero hangar con el Instituto de Técnica Aeroespacial Español (INTA), que ya se encontraba allí, y termino el proyecto levantando un hangar propio de grandes dimensiones y diseño futurista completamente nuevo. Para la compañía, Rozas y Lugo ofrecen unas capacidades únicas para realizar pruebas de vuelo con drones, difíciles de encontrar en cualquier otro lugar, tanto dentro como fuera de España.

Embarcaciones no tripuladas

Sobre esta base, Indra propuso a la Xunta desarrollar una embarcación no tripulada dotada de todo tipo de sensores y dispositivos automáticos para dar apoyo a misiones de búsqueda y rescate y vigilancia medioambiental. La empresa eligió Vigo como base de operaciones para el desarrollo íntegro de este prototipo.

Asimismo, y más allá del desarrollo de vehículos, Indra ha completado numerosos desarrollos de soluciones tecnológicas como el centro de misión y procesado de datos, encargado de gestionar las operaciones con drones y compartir los datos que recogen estos vehículos en información en tiempo real. También ha diseñado junto a empresas gallegas como Sixtema y Adantia un dron aéreo medioambiental que consiste en un helicóptero multirotor de tamaño medio dotado con instrumental para tomar muestras en ríos y embalses y monitorizar la calidad del agua.

Otras de las soluciones o tecnologías en las que Indra ha trabajado son el simulador del Targus, basado en realidad virtual; la aplicación de drones a tareas de mantenimiento, haciendo uso de conceptos de la Industria 4.0; y distintos desarrollos auxiliares, como enlaces de comunicaciones mejorados, sistemas para aislar los sensores del movimiento del dron, o multirrotores cautivos, que vuelan unidos a embarcaciones para extender su campo visual.

Compartir