• El experimento 'FIE 23' busca aprovechar las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia en las explotaciones
13
Sep
2021

El sector lácteo gallego continúa dando pasos en su evolución digital y tecnológica. Una apuesta que pasa por la recogida masiva de datos de las explotaciones -qué come el ganado, cuánto o cuál es la pegada medioambiental-, que permiten extraer información de manera útil, y que se está materializando en el experimento gallego FIE 23, coordinado por el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM) al amparo del proyecto SmartAgriHubs.

Esta iniciativa persigue mejorar la cadena temprana de producción láctea, incidiendo en la producción de forrajes, en la mezcla y manejo de alimentos, en las operaciones en cortes y en la gestión de la información de la explotación, aprovechando los beneficios que aportan las tecnologías digitales y de datos.

En concreto se busca integrar las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia en la producción de forraje y el uso de los recursos propios de las explotaciones agrícolas, incrementar el rendimiento de la producción animal a través de la optimización de las condiciones de cultivo y aumentar la sostenibilidad del proceso.

Asimismo, se apuesta por mejorar el uso de los recursos naturales, la monitorización y lo manejo de las operaciones y condiciones en las cortes, así como la toma de decisiones mediante la integración de múltiples fuentes de datos.

En el marco de este experimento gallego se están llevando llevaron a cabo acciones novedosas, como la utilización de imágenes multiespectrales procedentes de vuelos con drones y sensorización para predecir el rendimiento y calidad de forrajes como el maíz, contribuyendo a la detección temprana de estrés en los cultivos.

El objetivo es encarar la modernización del sector según las directrices de la próxima PAC, para anticiparse al escenario que regirá a partir del 2023. Hablar de digitalización y de la modernización del sector lácteo es hablar del futuro del sector primario, y Galicia sigue dando los pasos adecuados. 

Compartir