• El gobierno gallego colabora con miles de hogares de la colectividad afincados en distintos países, en particular Cuba y Venezuela, para paliar la situación de necesidad que atraviesan
15
Jul
2020
Campaña medicamentos
Jornada de refuerzo de solicitud de medicamentos para gallegos residentes en Venezuela.

Cada año, miles de hogares gallegos de todo el mundo reciben una pequeña o gran ayuda por parte del gobierno de su región. Son hogares en los que la situación social de su país resulta bastante más delicada que en la Galicia territorial; pero son hogares gallegos a fin de cuentas. Más, si cabe, en época de pandemia, cuando las necesidades, en muchos casos, se multiplican. 

En este escenario, el Gobierno gallego ha impulsado un año más el programa de ayudas económicas individuales, colaborando en esta ocasión, de modo directo, con más de 8.000 familias que recibirán ayudas por un importe conjunto que supera los 2,5 millones de euros. Un pago con el que podrán hacer frente a sus necesidades más básicas de subsistencia y atención sociosanitaria.  

La mayoría de los hogares gallegos beneficiados residen en Cuba (6.267) y Venezuela (1.637). El resto de familias se distribuyen en Argentina, Brasil, República Dominicana y Uruguay. 

Siete tipos de ayuda en función de las necesidades 

El grado de dependencia, la gravedad de las enfermedades y sus tratamientos, los ingresos económicos, y la edad de la persona solicitante, así como las cargas familiares, determinan los criterios para la concesión de estas ayudas.

Dichas pautas son las siguientes:  

  • Por unidad familiar en situación de precariedad
  • Por situación de dependencia o enfermedad grave de la persona solicitante
  • Por situación de dependencia o enfermedad grave en el seno de la unidad familiar
  • Por invalidez o enfermedad permanente
  • Por cobertura de medicamentos y tratamientos de enfermedades crónicas o graves cuando tengan un coste elevado
  • Para las mujeres que sufran violencia de género
  • Para paliar una situación de desempleo en la unidad económica familiar   
Compartir