• El bono asciende hasta los 250 euros mensuales y busca facilitar a la población de entre 18 y 35 años el pago de la renta de su vivienda habitual
01
Jul
2022

Las gallegas y gallegos retornados podrán beneficiarse de las ayudas de 250 euros al mes del Bono de alquiler juventud abierto desde este viernes, 1 de julio. El programa, que se convoca este año por primera vez, está dirigido para facilitar a los jóvenes retornados de entre 18 y 35 años el pago de la renta de su vivienda habitual. 

Con un presupuesto total de 22,8 millones de euros a dividir entre este año y 2023, las y los inquilinos menores de 36 años, con ingresos regulares y que no superen los 24.318,84 euros podrán acceder a una ayuda mensual de 250 euros -siempre que esa cuantía no supere el importe del arrendamiento- durante un período de 2 años.

Con esta ayuda se espera llegar a cerca de 3.8000 chicas y chicos gallegos. Además, en el esfuerzo de la Xunta por apoyar en el pago de la renta de alquiler a determinados ciudadanos y ciudadanas, en el mes de julio también se convocará el bono de alquiler social, un programa dirigido a los colectivos más vulnerables de la Comunidad y gracias al que el Gobierno gallego seguirá asumiendo el 100% del coste del arrendamiento de las personas beneficiarias.

Además, por primera vez, se prevé la posibilidad de incrementar en un 20% el importe máximo de la renta de alquiler y, por lo tanto, del bono -hasta llegar a los 660 euros mensuales- cuando la unidad de convivencia esté compuesta por 5 o más personas. También se aplicará este mismo porcentaje si una o uno de los miembros de la unidad familiar precisa de una vivienda adaptada.

Compartir