• Los investigadores explican que la causa principal de las muertes por cáncer, que llegan a los 8,2 millones anuales en todo o mundo, “son las metástasis que se producen tras la intravasación de células tumorales circulantes (CTC) en la circulación sanguínea”
03
May
2022

El proyecto Biocellphe, liderado por la investigadora del grupo Functional NanoBioMaterials del Centro de Investigacións Biomédicas (Cinbio) de la Universidade de Vigo, Isabel Pastoriza, avanza en la búsqueda de una tecnología de vanguardia para la diagnosis del cáncer a nivel de célula individual.

Tras un año de trabajo, el consorcio, formado por la UVigo y por otras seis instituciones europeos, se ha reunido recientemente en la Vigo para evaluar los primeros resultados obtenidos en la búsqueda de una tecnología para diagnosticar el cáncer a nivel celular. La iniciativa dispone de un presupuesto de 3,5 millones de euros y en la actualidad ha desarrollado una tecnología que se centra en la detección de marcadores tumorales a nivel unicelular, empleando bacterias y nanopartículas de oro.

Los investigadores han indicado que la principal causa de las muertes de cáncer es la metástasis que se produce después de la extravasación de las células con tumor en el circulación sanguínea.

“La caracterización de estas células malignas mediante la determinación fenotípica de la presencia de biomarcadores tumorales específicos, es decir, proteínas que son características de un tipo de cáncer en particular, podría ayudar significativamente para alcanzar una estratificación correcta, estimar el pronóstico, instaurar terapias precoces, evaluar la respuesta a los tratamientos realizados y descubrir nuevas dianas terapéuticas”, explica Pastoriza.

No obstante, la diagnosis temprana del cáncer mediante el aislamiento y el estudio fenotípico de las CTCs “es un método técnicamente muy desafiante debido a la cantidad extremadamente baja de estas células en el torrente circulatorio”. Es en este contexto en el que surge el proyecto Biocellphe, en la búsqueda de nuevos avances tecnológicos que permitan el análisis fenotípica a nivel unicelular para posibilitar la oncología de precisión y la medicina personalizada.

El proyecto está constituido por un consorcio multidisciplinar de grupos de investigación europeos que incluye expertos en biología sintética, nanotecnología, plasmónica, microfluídica, inteligencia artificial y cáncer de mama. Por parte española están implicados el Cinbio, que lidera el proyecto, el Centro Nacional de Biotecnología y la Universidad Polité cnica de Madrid. Además, hay dos grupos franceses, procedentes del Centre de Biochimie Structurale y del Institut national de recherche pour l’ agriculture, l’ alimentation et l’ environnement ( INRAE). A ellos se suma el Istituti Clinici Scientifici Maugeri SPA Società Benefit, de Italia, el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, con sede en Braga y las empresas Rubynanomed, de Portugal y Tematis, de Francia.

Estos grupos trabajan con el objetivo de generar bacterias modificadas genéticamente que actúen como sensores capaces de reconocer y unirse la determinadas proteínas biomarcadoras ubicadas en la superficie de las células tumorailes. “Este reconocimiento por parte de la bacteria desencadenará la producción de señales químicas que pueden detectarse simultáneamente y con extremada sensibilidad mediante dispersión Raman mejorada en superficie. Esto es lo que se conoce como SERS, una técnica analítica ultrasensible basada en nanopartículas de oro plasmónicas que permite alcanzar niveles de detección de una única molécula”.

El objetivo final de Biocellphe es implementar estos elementos en un dispositivo de microfluídica lab- on-a-chip para posibilitar la miniaturización y portabilidad de la herramienta de diagnosis. Como prueba de concepto, este dispositivo analítico se empleará para la detección de ciertos biomarcadores presentes en CTCs obtenidos mediante biopsia líquida en pacientes con cáncer de mama.

Compartir