• Más de 46.000 personas escogieron nuestra tierra para emprender sus proyectos personales y profesionales durante el año pasado, cifra que contribuyó a que la comunidad arrojase un saldo migratorio positivo de casi 18.000 ciudadanos
01
Sep
2020
Gente paseando

Por sexto año consecutivo, Galicia se configura como una de las opciones preferidas por miles de ciudadanos a la hora de emprender sus distintos proyectos profesionales y personales. Así lo reflejan, una vez más, las principales estadísticas de movimientos de población elaboradas por el Instituto Galego de Estatística - IGE, que subrayan que durante 2019 un total de 46.600 personas optaron por nuestra tierra para fijar su residencia. 

Una cifra que contribuye de modo decisivo a que Galicia arroje, un año más, un saldo migratorio externo muy positivo, paliando los 28.853 vecinos que optaron por dejar la comunidad. Así, el año pasado optaron por nuestra tierra como hogar cerca de 18.000 personas más de las que prefirieron otras alternativas.  

En este marco, conviene destacar que la cifra implica un crecimiento del saldo migratorio externo del 43% con respecto a 2018, cuando ya la diferencia entre entradas y salidas arrojaba un flujo favorable de 12.391 para Galicia. No en vano, la diferencia positiva entre los que vienen y los van de nuestra tierra es, en 2019, la más elevada que se registra en la Comunidad desde el año 2008.

Así, esos 46.600 vecinos -procedentes del extranjero o de otras comunidades autónomas-, que eligieron Galicia suponen un incremento del 9% respecto al año anterior. Esta cifra es la más elevada desde 2007 y la segunda más alta de toda la serie histórica de dicha estadística.

Cabe destacar también que las 28.853 emigraciones representan un descenso del 5% en comparación con el 2018. Según los datos del IGE, la cifra de personas que salieron de Galicia es la más baja inscrita desde el año 2010.

Saldo positivo en todas las provincias

La Explotación de Movimientos Migratorios revela también que en 2019 las cuatro provincias gallegas ganaron población gracias a los movimientos migratorios con el exterior, toda vez que en todas ellas las entradas de nuevas y nuevos habitantes superaron a las salidas.

Así, la provincia de A Coruña alcanzó un saldo migratorio externo de 7.950 personas, al registrar 19.621 entradas y 11.671 salidas; la de Lugo tuvo un saldo de 2.334 personas, con 5.856 entradas y 3.522 salidas; la de Ourense contabiliza un saldo de 2.289 personas, con 6.204 entradas y 3.915 salidas; y finalmente, la provincia de Pontevedra obtuvo un saldo migratorio externo de 5.174 personas, con 14.919 entradas y 9.745 salidas.

  

Compartir