• La aceleradora de empresas Business Factory Food selecciona seis iniciativas gallegas que buscan impulsar la modernización y competitividad de esta industria
  • La obtención de nuevos productos alimentarios a partir de excedentes o la elaboración de una bebida natural a base de agua de mar de la Costa da Morte, entre los proyectos impulsados
16
Jul
2020
Agroalimentación 2

Alrededor de 1.700 empresas componen la industria agroalimentaria gallega, que emplea a casi 17.000 personas y alcanza una facturación de 4.600 millones. Un área clave para el equilibrio económico de Galicia que, como otros sectores, viene redoblando su apuesta por la innovación.

En este escenario nace la Business Factory Food, una aceleradora de la industria alimentaria de Galicia promovida por el Gobierno autonómico e impulsada por el Clúster Alimentario (Clusaga), y que viene colaborando desde hace años con distintas iniciativas empresariales.

Ahora, el programa acaba de seleccionar 6 proyectos enmarcados en su primera convocatoria de consolidación. Media docena de iniciativas que dispondrán de un apoyo integral y especializado durante 12 meses, además de poder acceder a un préstamo participativo por parte de Xesgalicia con una capitalización de hasta 250.000 euros.

Estos 6 proyectos se han elegido de entre un total de 27, todos ellos gallegos, primando su apuesta por la innovación y la tecnología con el objetivo de hacer frente a los retos de la industria alimentaria en áreas como la sostenibilidad, la interacción con los clientes o, en momentos como el presente, la lucha contra las consecuencias derivadas de la pandemia del coronavirus.

Los proyectos seleccionados
  • El reto de la valorización de los residuos. Essence Food es una empresa con sede en Pontevedra que trabaja en el desarrollo de nuevos productos alimentarios a partir de excedentes o residuos alimentarios de la producción.
  • Facilitar la venta en China. Monkey Market nace como una herramienta que facilita a los productos del sector alimentario la venta en China, y a los importadores chinos la compra en Europa. Ofrece, así, un método organizado para facilitar la internacionalización de las compañías en los mercados asiáticos.
  • Una apuesta por la digitalización. La tercera empresa seleccionada es Muutche food monitorin platform, una compañía que afronta el reto de la digitalización y automatización, ofreciendo una plataforma de monitorización para su incorporación y análisis en tiempo real con el objetivo de optimizar costes.  
  • Una plataforma machine learning. Desarrollada por TripleAlpha, la iniciativa permite replicar cualquier planta física de fabricación y optimizar los procesos mediante algoritmos de predicción y prescripción.
  • El agua y su sostenibilidad. Refix nace como una bebida natural elaborada a base de agua de mar de la Costa da Morte.
  • Un software de análisis sensorial. Sensebit permite personalizar clientes y hacer un análisis para ahorrar costes en el ensayo-error.
Compartir