• La nueva situación a la que ha abocado el coronavirus es toda una revolución social y laboral
01
Apr
2020

El teletrabajo ha llegado para quedarse, eso sí de manera forzosa y por culpa del coronavirus, y la verdad es que está resultando un choque de realidad, sobre todo en los hogares. Porque, ¿quién estaba preparado para afrontar esta manera de trabajar? Quizá sí el 10% de los gallegos, unas 112.500 personas que ya lo hacían habitualmente, pero ¿y con los niños en casa?  Organización, concentración, conciliación, llamadas y videoconferencias, que Internet tire para todos, y por supuesto, crear una oficina en el hogar. El cambio es una auténtica revolución. Bienvenido a una nueva realidad: el teletrabajo en tiempos de coronavirus.

Lo primero que tienes que hacer, además de concienciarte, es adaptar un espacio en casa destinado solo a trabajar y hacer equipo con la familia para que puedas cumplir unos horarios y no bajar la productividad. Se supone que es como si no estuvieras...

Así que organiza y planifica qué horas del día vas a dedicar a las tareas laborales y cuáles a tu familia y a la casa, principales focos de distracción a los que te tendrás que enfrentar. Todo un reto.

Pero hay que ser positivos y crear hábitos y disciplinas para poder conciliar en este nuevo escenario que se ha impuesto. Recuerda que #estolosuperamosunidos. Y tiene que ser así en todos los frentes. Eso sí, ¡nada de trabajar en pijama! ¡Aunque no tengas videoconferencias!

  • Si ya tienes un lugar en el que trabajar o lo has tenido que adaptar no menos importante es la equipación que necesitas, incluida una silla que ayude a tu espalda a soportar las horas laborales en casa. Puede que por tu empleo tu empresa haya habilitado una plataforma de teletrabajo con equipo informático en casa y también el desvío de teléfonos, pero también puede ser que necesites herramientas tecnológicas que facilitarán el desempeño de tus tareas en remoto. Estas son algunas de las que podrás necesitar:

  • La comunicación no para en tiempos de coronavirus, de hecho, acabarás echando de menos esa relación interpersonal a nivel profesional, así que preparáte para echar mano de videoconferencias, audioconferencias o chats para hacer tareas grupales en modo virtual. Siempre hay que ahorrar tiempo y aumentar la eficiencia. Seguro que ya conoces Skype o Hangouts, pero también como ejemplos de aplicaciones para estas tareas existen Jitsi o Zoom

Para una implantación efectiva del teletrabajo usa las herramientas que más domines o sobre las que tengas referencias para minimizar el esfuerzo de adaptación. Es una recomendación que vale para todas.

  • Siguiendo con el trabajo en equipo necesitarás la nube para almacenar y poder compartir información con tus compañeros o clientes. También transferir archivos para enviar documentos de mayor tamaño a varias personas. Tienes varios recursos a tu alcance: Nextcloud, Drive, Dropbox, Onedrive, Wetransfer. ¿Te suenan, verdad?

  • Otra recomendación de aplicaciones es la que se refiere a la gestión de tareas en equipo y de proyectos. Permiten una mayor eficiencia y facilitan la digitalización de las mismas. Te ayudarán Trello o Slack. Para gestionar proyectos de forma colaborativa y que la información esté actualizada están Taiga y Basecamp. Y para crear de forma telemática y simultáneamente documentos, hojas de cálculo y presentaciones, Microsoft Office 365 y GSuite. Hacen posible el trabajo en equipo sobre una misma versión del documento.

  • Y por último y a modo de recordatorio, ten en cuenta que para trabajar en casa necesitas una navegación segura, así que usa solo la conexión de tu domicilio o la que te presta tu empresa y evita asimismo el acceso a páginas dudosas o los correos electrónicos sospechosos. ¡Los virus tecnológicos también están ahí fuera!

Compartir