• Construida hace 17 siglos, es la única que se mantiene entera: por eso y por su misteriosa belleza es Patrimonio de la Humanidad
24
Apr
2024
Muralla de Lugo

Cuenta la leyenda que los romanos construyeron la muralla para proteger no una ciudad sino un bosque, el "Bosque Sagrado de Augusto", en latín "Lucus Augusti", de ahí el nombre de Lugo. Hoy el bosque es un misterio, pero la muralla sigue en pie desafiando al tiempo y hablando a quién sepa escucharla.

Construida hace más de 17 siglos siguiendo las directrices de las elegantes obras de Vitruvio, la Muralla de Lugo es hoy la única del mundo que se conserva entera. Mide más de 2 kilómetros y tiene 10 puertas. Caminar por lo alto de la muralla que en algunos tramos alcanza los 7 metros de ancho, y detenerse en algunas de sus 71 torres que se conservan (de las 85 originales) es sentir de cerca el poder de la Roma Imperial. Y también, disfrutar de las mejores vistas.

La construcción de la muralla fue un logro monumental de la ingeniería romana, destacando por su solidez y por la meticulosidad con la que fue edificada. Sus bloques, cuidadosamente tallados y encajados sin mortero, resisten al paso de los siglos, desafiando al tiempo y a las inclemencias meteorológicas.

Recorrer los adarves de la Muralla de Lugo es adentrarse en un viaje en el tiempo, donde cada piedra susurra historias de antaño. Desde lo alto, se puede contemplar la ciudad moderna en contraste con los vestigios del pasado romano, creando una amalgama única de épocas y culturas.

Hoy en día, la Muralla no solo es un monumento histórico, sino también un símbolo de identidad y orgullo para Galicia y para Lugo. Su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2000 ha contribuido a su preservación y valoración como uno de los tesoros más preciados de la humanidad.

En resumen, la Muralla de Lugo no solo es una obra maestra arquitectónica, sino también un testamento vivo del legado romano en la península ibérica, que invita a los visitantes a sumergirse en la grandeza y la historia de este enclave único.

Compartir