• Galicia pide a las embajadas españolas en países como Perú o Sudáfrica que contribuyan a mantener la operatividad del sector pesquero durante la crisis del coronavirus
31
Mar
2020

El coronavirus no solo está afectando a los gallegos y a la industria en tierra, en el mar también son muchas las dificultades que se están encontrando tanto la flota que faena en aguas extranjeras como las empresas pesqueras de Galicia asentadas en otros países.

¿Y cuáles son los problemas a los que se enfrentan? La emergencia sanitaria mundial provocada por el Covid-19 está obstaculizando, por ejemplo, el relevo de las tripulaciones que trabajan en los barcos, dada la cuarentena que se impone o las restricciones de movilidad. Esto está ocurriendo en puertos como el de Callao, en Perú, en el de Montevideo y en caladeros africanos.

Así lo han trasladado los representantes de varias entidades pesqueras con flotas en el exterior tanto a la Xunta como al Gobierno central y así se lo ha trasmitido el Ejecutivo gallego a las embajadas españolas en terceros países.

Y es que es necesario un esfuerzo de todas las administraciones para facilitar y mantener la operatividad del sector. 

La Xunta, a través de la Dirección Xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea y en coordinación con la Consellería do Mar y la Secretaría Xeral da Emigración, ya ha expresado su preocupación por la situación de flotas como la arrastrera congeladora o la de palangre de superficie, a las embajadas de Perú, Cabo Verde, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Namibia y también al cónsul honorario de España en Papeete, en la Polinesia Francesa.

El sector pesquero constituye un pilar fundamental de la economía gallega y genera solo en la comunidad 40.000 empleos directos.

La merma del mercado y la saturación de la capacidad de almacenamiento frigorífico por el cierre de los canales de distribución y al paro de la hostelería y la restauración en España son un varapalo para las empresas que dependen del mar.

Entre ellas también están las asentadas en Uruguay y Argentina con las que el delegado de la Xunta en estos países ya ha contactado para ver cómo evoluciona su situación.

Las ayudas van a ser necesarias y Galicia ya ha solicitado al Gobierno estatal la habilitación de un paquete de subvenciones directas e indirectas para el complejo mar-industria para paliar y superar las dificultades que está causando la pandemia del coronavirus. También ha reclamado la defensa ante Bruselas de la modificación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para optimizar el uso de sus recursos.

Compartir