• El denominado sistema de cribado 'pooling' permite agrupar las muestras de personas diferentes y procesarlas juntas: si el resultado es negativo, se infiere que cada una de las muestras originales son también negativas
30
Sep
2020
Cribado Pool

Testear, testear y testear. Sabemos que es una de las herramientas más importantes para controlar la pandemia. Pero en todo el mundo, cuando hay demasiados casos, los test no alcanzan”. La frase corresponde al divulgador científico argentino Nicolás Olszevicki, que describe en un vídeo el denominado sistema ‘pooling’ de cribado del Covid, argumentando que en determinadas circunstancias “puede ayudar a que no se saturen los sistemas de testeo y a tomar medidas más inteligentes para reducir la circulación del virus”.

La idea no es nueva. Se utilizó por primera vez para detectar la sífilis en la II Guerra Mundial a iniciativa del profesor Robert Dorfman y más tarde contra el VIH en los años 80, cuando los tes resultaban caros y raros. Es habitual en recopilaciones de muestras de bancos de sangre o en la detección de pruebas infecciosas en animales.

En esencia, se trata de mezclar en una sola muestra las extracciones obtenidas de varias personas. Se testea esa muestra conjunta y, si resulta negativo, se entiende que todos están libres de Covid-19; si resulta positivo, hay que hacer la prueba individualmente a cada uno. Es decir: se aplica a un grupo una sola PCR. 

Equipos robóticos integrados

Una técnica en la que Galicia ha sido pionera, por primera vez en España este método pooling a través de un laboratorio ubicado en el Hospital Álvaro Cunqueiro, en Vigo, que permite integrar en un único dispositivo todos los equipos robóticos de este procedimiento.

El sistema está conformado por diferentes equipaciones:

  • Un módulo preanalítico que destapona, clasifica y registra la entrada de la muestra, y garantiza que cumpla las condiciones para analizar
  • 2 robots pipeteadores que actualmente agrupan 20 muestras en un mismo tubo –uno de ellos donado por la Fundación Amancio Ortega-
  • 2 equipos de extracción que preparan la muestra y realizan la PCR
  • 3 módulos termocicladores que ofrecen el resultado final del pool
Pooling, herramienta diagnóstica de gran eficiencia

En estos momentos, se están analizando en un único test las muestras de varios ciudadanos -ahora se realiza con una veintena-, multiplicando su capacidad de evaluación. 

De este modo, se agrupan las muestras de 20 personas diferentes y se procesan juntas, como si fueran las de un solo individuo. Si el resultado del procesamiento de la muestra resultante es negativo, se infiere que cada una de las muestras originales son también negativas, con lo que se ahorraría el tiempo y capacidad que conllevaría el estudio individual de cada una de las muestras originales.

Si por el contrario el resultado global es positivo, se tienen que separar las muestras para volver a procesarlas: o dividiendo la muestra conjunta en fracciones más pequeñas o analizando cada una de ellas de manera individual.

Este sistema es una herramienta diagnóstica de gran eficiencia que permite vigilar y controlar la circulación del virus en áreas estratégicas. Esto es, en vez de esperar a que aparezcan trabajadores con síntomas, se realiza una acción proactiva de búsqueda e identificación de aquellos asintomáticos, para controlar lo antes posible la aparición de brotes de la enfermedad y garantizar áreas estratégicas libres de virus circulante.

Compartir